Alopecia seborreica

¿Qué es la alopecia seborreica?

La alopecia seborreica es un tipo de alopecia que provoca la caída del cabello debido a un exceso de grasa en el cuero cabello.

Es una enfermedad dermatológica que tiene su causa en la aparición de la demartitis seborreica. La dermatitis seborreica es una enfermedad bastante frecuente, en muy casos crónica, que provoca la descamación en algunas zonas de la piel donde están localizadas muchas glándulas sebáceas que son las encargadas de producir grasa debajo de la piel.

El estrés es uno de los principales causantes de la alopecia seborreica.

Las zonas donde suele aparecer son el cuero cabelludo, la parte exterior de las fosas nasales, las cejas, la barba, el bigote, detrás de las orejas y en los diversos pliegues de las extremidades. No es contagiosa y suele aparecer más en varones durante la pubertad y también desde los treinta a los cincuenta años.

Suele ser una enfermedad crónica con brotes repetidos a los largo del tiempo que pueden ser desencadenados por causas como estrés, cambios alimenticios (exceso de hidratos de carbono, café y alcohol), los cambios de tiempo, el uso de productos de higiene o cosméticos poco adecuados y las alteraciones hormonales.

La grasa situada en la piel de la cabeza tiene una función protectora de la piel y del cuero cabelludo para evitar que el pelo se vuelva muy seco y quebradizo. Pero un exceso en la producción de esta grasa ya no realiza una función protectora sino que es contraproducente al provocar la aparición de picores en la zona, una aspecto sucio del cabello y en casos más graves puede llegar a provocar su caída.

En algunos pacientes este tipo de dermatitis se manifiesta con especial intensidad en el cuero cabelludo, alterando el equilibrio del folículo piloso hasta llegar a dañarlo lo que conlleva la caída del cabello. En estos casos pueden aparecer cuadros de alopecia seborreica de distinta intensidad.

Causas de la alopecia seborreica

Las causas principales de la aparición de la dermatitis seborreica suelen ser la herencia genética, el estrés, la anemia y las alteraciones hormonales. No se conoce la causa exacta o en qué medida pueden influir en cada paciente los factores anteriores.

En algunos casos la causa puede ser una mala utilización de los productos de higiene capilar: si para evitar un exceso de grasa en el pelo se utilizan productos que la eliminan totalmente (eliminando incluso la necesaria para el correcto cuidado del cabello), el cuerpo reacciona produciendo más grasa. En estos casos, con un cambio de hábitos y de productos se soluciona el problema.

La presencia de la dermatitis en el cuero cabelludo no implica necesariamente y en todo caso la aparición de la alopecia seborreica pero su presencia continuada y de cierta intensidad, sin un tratamiento adecuado, puede agravar la caída del cabello ya existente en el paciente ya que altera el equilibrio del folículo piloso, imprescindible para un correcto crecimiento de los cabellos.

Síntomas de la alopecia seborreica

Los principales síntomas, además de la caída del cabello son los picores, la aparición de escamas o caspa (descamación), el eritema o rojeces, una piel excesivamente grasa (seborrea) e incluso la aparición de una pequeña inflamación en la zona.

Tratamiento de la alopecia seborreica

El tratamiento siempre dependerá de la intensidad y la frecuencia de los brotes debido al carácter cíclico de la dermatitis. Si el especialista determina que la causa es una incorrecta alimentación o un uso indebido de productos de higiene o cosméticos su solución llega con el cambio de hábitos.

Si la causa es una situación de estrés (familiar, laboral, emocional) debe trabajarse con un profesional cómo rebajar o incluso eliminar la intensidad de esa situación de estrés.

Si la causa es hormonal o genética, habrá que acudir a tratamientos con medicamentos de mayor o menor intensidad en función de la intensidad del brote. 

Utilizar un champú adecuado es muy importante para combatir la alopecia seborreica.

Existen unos consejos generales para todos los pacientes que sufren de alopecia seborreica como una correcta higiene del cuero cabelludo utilizando los champús anticaída y productos capilares recomendados por el especialista, una alimentación equilibrada evitando el consumo de grasas, alcohol y azúcar, reducir la sudoración de la zona, usar productos de higiene adecuados y evitar el aire frio o el sol intenso.

Asimismo deben evitarse los secadores de pelo de potencia excesiva, usar tintes de pelo muy agresivos y utilizar cepillos o peines muy rígidos.

Aviso:

Esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero, en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. drruizsolanes.com no es un consultorio médico.