La carboxiterapia capilar es otro de los tratamientos contra la alopecia del que se habla mucho últimamente. Básicamente se trata de un tratamiento no quirúrgico que consiste en introducir anhídrido carbónico (CO2) bajo la piel, por medio de infiltraciones subcutáneas intradérmicas.

Beneficios de la carboxiterapia capilar

El efecto principal del anhídrido carbónico en esta zona sería la de favorecer el riego sanguíneo a través de la vasodilatación de los capilares y, con ello, una mayor oxigenación de los folículos pilosos. Este mayor aporte de oxígeno a los bulbos y raíces del cabello tendría como principal beneficio un mayor aporte de nutrientes y, en consecuencia, un fortalecimiento del mismo, evitándose así que se debilite y caiga.

La carboxiterapia capilar es un tratamiento no quirúrgico que se basa en la introducción de anhídrico carbónico bajo la piel.

Estos beneficios no se limitan a la carboxiterapia capilar, ya que esta misma técnica se puede aplicar para otros fines como la disminución de la celulitis, la mejora del aspecto de la piel en el rostro o el cuello, etc. Esto se debe a que también favorece la aparición de colágeno y de elastina, sustancias ambas muy importantes para una buena salud capilar y de la piel.

La carboxiterapia capilar tiene como objetivo el aumentar el riego sanguíneo hacia los folículos pilososAdemás, hay que destacar entre los beneficios de esta técnica el hecho de no ser un producto tóxico y de que se elimina fácilmente.

¿Cómo se realiza?

La carboxiterapia capilar se aplica por medio de unas agujas muy finas a través de las cuales se introduce anhídrido carbónico puro debajo de la piel del cuero cabelludo. El CO2 tiene la característica de extenderse fácilmente y ejercer su efecto en toda la zona colindante a la que se ha sometido a la infiltración. 

Se puede llegar a infiltrar hasta 0,2 litros por sesión. Su efecto es bastante rápido y se prolonga durante siete días aproximadamente. Es un tratamiento mínimamente invasivo y de carácter ambulatorio. 

Cada sesión suele tener una duración muy corta, que está entre los diez y los quince minutos. Por regla general son necesarias un mínimo de cuatro sesiones, separadas cada una por un período de una semana a quince días.

¿Para quiénes está indicada la carboxiterapia capilar?

La carboxiterapia capilar se puede aplicar indistintamente tanto a hombres como a mujeres. Generalmente se indica para casos de alopecia androgénica aunque también es posible recurrir a él en otros tipos de alopecia. Será el especialista capilar el que deberá determinar si un sujeto concreto es apto o no para someterse a la carboxiterapia.

La carboxiterapia capilar está indicada especialmente para la alopecia androgenéticaEn todo caso, sí hemos de decir que no está indicada esta técnica para aquellas personas con enfermendades del corazón o insuficiencias cardíacas. Tampoco en aquellos casos en los que el paciente padezca de hipertensión arterial grave o tenga insuficiencia respiratoria o renal. En el supuesto de que se tenga alguna enfermedad dermatológica o infección en la zona, está práctica está desaconsejada. 

Las mujeres embarazadas también deberán de abstenerse de someterse a este tratamiento. Tampoco se recomienda en pacientes con cáncer o con epilepsia.

Posibles efectos secundarios

Como ya hemos afirmado anteriormente, el anhídrido carbónico es un gas no tóxico que se elimina por el organismo sin mayor problema.

Durante la sesión, o en los minutos inmediatamente posteriores, el paciente puede experimentar:

  • una sensación de hormigueo en la zona en la que se le esté aplicando el CO2;
  • también puede darse un leve enrojecimiento en toda el área tratada y
  • puede sentir calor y una sensación de presión localizada.

Todos esos efectos son temporales y pasan de forma muy rápida, no revistiendo ninguna importancia. De hecho, el paciente puede retomar su actividad normal inmediatamente que haya finalizado la sesión de carboxiterapia capilar. 

Deja una respuesta